ELIMINACIÓN DE TATUAJES

El tratamiento se realiza con un láser especial que convinalas longitudes de onda, lo que permite eliminar la gran mayoria de pigmentos.

Se ajustan los parámetros del láser y se comienza a disparar sobre el tatuaje. El láser actúa fragmentando las particulas de pigmento en partículas de pigmento en partículas de tamaño mucho más pequeño que permiten que nuestro organismo las reabsorba y las elimine posteriormente a través del drenaje linfático.

En el transcurso de 4 a 6 semanas nuestro metabolismo irá eliminando las micropartículas de pigmento. No deben pasar más de 8 semanas entre sesión y sesión ya que hay estudios que demuestran que el proceso de eliminación de tatuajes se ralentiza.

¿Quieres más información? Haz click en el botón de Whatsapp y habla con nosotros.

Abrir el chat